La Cultura y el Arte no entienden de barreras

Según el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten”. En España hay 3,8 millones de personas con discapacidad, y es deber de todas las instituciones y agentes culturales garantizar que puedan acceder al arte y la cultura en las mismas condiciones que el resto de la ciudadanía.

Y es que la accesibilidad va mucho más allá de aparcamientos reservados, rampas, ascensores y aseos adaptados. Bien sabe de ello la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (PREDIF), que ha elaborado la guía “¿Cómo organizar eventos culturales accesibles en teatros y museos?”, editada por el Real Patronato sobre Discapacidad. Se trata de una herramienta muy útil para aprender a diseñar eventos y actividades accesibles que todas las personas puedan disfrutar por igual.

Esta interesante publicación recoge entre otros los aspectos a tener en cuenta para organizar una obra de teatro accesible, no solo los basados en la accesibilidad de la propia sala, sino también aquellos relacionados con la venta de entradas, la formación del personal de atención al público, la difusión a través de Internet y el acceso a los contenidos (audiodescripción, subtítulos, lengua de signos, bucle de inducción magnética…). En cuanto a los museos, no solo deben ser accesibles todas sus instalaciones, sino también deben facilitar el acceso a los contenidos expositivos y permitir la participación de las personas con discapacidad en todas sus actividades.

Os recomendamos que echéis un vistazo a la guía de Predif para conocer las necesidades de las personas con discapacidad para participar en eventos culturales así como los factores a tener en cuenta para cubrir las mismas en función del tipo de discapacidad: visual, auditiva, intelectual o del desarrollo, y física.

Pero este conjunto de medidas no debe desarrollarse aleatoriamente, sino con la ayuda de profesionales y garantizando la seguridad, la autonomía y la dignidad de los usuarios.

Nosotros, como gestores culturales, también tenemos un compromiso con esta parte significativa de la ciudadanía. Para aportar nuestro granito de arena, hace ya seis años que organizamos el curso de postgrado Arte, Cultura e Intervención Social, dirigido tanto a profesionales de la intervención social (psicólogos, educadores sociales, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, auxiliares…) como a profesionales del arte y la cultura (artistas, programadores, gestores culturales, educadores culturales, curadores…).

El objetivo de este programa formativo de 150 horas es aprender a utilizar el arte como herramienta de cambio social, diseñando proyectos al alcance de todos, especialmente de colectivos en riesgo de exclusión social.

Y además si te inscribes esta semana obtendrás un DESCUENTO DEL 20% EN TU PLAZA. Puedes hacerlo pinchando aquí ¡Corre que vuelan!

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *