Exposición Miss Torremolinos Beach, 1986

A través del cristal de la puerta de nuestro espacio en Madrid, se puede entrever la figura de varias mujeres en tonos rojo y rosa neón. Bikinis fluorescentes, caderas prominentes y poses complicadas. Una puerta al pasado, a los ochenta. Ricardo León Cordero (Málaga, 1993) nos transporta a la época de la Super 8 y las bicicletas Kuwahara mediante un ecosistema creado, sin pretensión narrativa, con carátulas de VHS. A través de un pasillo donde mujeres de metro ochenta te acompañan en tu visita mientras observas la proyección de The Gift, 1986, un proyecto del artista pensado en 2018 en colaboración con la Facultad de Bellas Artes de Málaga y el MaF.

 

Aquí, es el espectador el que construye su propia historia, a partir de una exposición fragmentada, donde el artista se oculta tras la máscara de una de las épocas más reconocibles de la cultura pop. Una alegoría que deja volar la imaginación de quien la observa detenidamente pero que esconde los miedos de Ricardo.

 

David Trullo, su comisario, afirma que el artista escoge esos productos sin solución, aquellos que nadie se atreve a tocar, aquellos que nos sonrojan y preferimos olvidar, pero que nos han construido más de lo que estamos dispuestos a confesar. Una exposición provocadora, sencilla pero con un significado oculto complejo. Este viaje en el tiempo, a la oscuridad de los programas de media noche, la teletienda, las líneas eróticas y el cine que, hoy en día, no podríamos ni ver, estará en nuestro espacio hasta el 31 de enero.

 

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *