Hoja de Ruta para Gestores Culturales III

Siguiendo por esta senda, un gestor de exposiciones, con ciertas habilidades didácticas, puede poner en marcha una serie de acciones formativas especializadas de aquello que conoce y practica, lo que le permite tener otros profesionales en formación en torno a su proyecto, diferentes perfiles de visitantes a la exposición -que realmente vienen a recibir una clase-, posibilidad de alumnos colaboradores en la realización de prácticas, y sobre todo, una fuente de ingresos extraordinaria con un esfuerzo relativo.

Es verdad que no todo vale. Estos proyectos empresariales o asociativos no deberían ser únicamente un mosaico de actividades que cubren un horario y ocupan un espacio. Deben buscar la coherencia en su forma de hacer, en su programación y buscar la compatibilidad y complementariedad de las diferentes acciones programadas. De lo contrario, en el medio plazo, el coste oportunidad de realizar una actividad exitosa será no realizar otra diferente que puede funcionar igualmente.

Si se consigue amalgamar y compactar las distintas vertientes de actividad que generan los responsables de los espacios culturales que pudiéramos llamar alternativos las sinergias aparecerán solas y unas acciones apoyarán y reforzarán a las otras, y no al revés.

No hablamos de actividad frenética que se agrupen en torno a líneas de trabajo a la fuerza. Nos referimos a dichas líneas y estrategias dotadas de contenido progresivamente, implicando a otros en cada una de ellas, constituyendo redes e implantándose con carácter comunitario. Siendo permeables a lo que ocurre en el entorno, en lo inmediato, en lo local, sin perder de vista el medio y largo plazo y lo común; lo global.Sea como fuere, si revisamos los recursos y entidades culturales que funcionan y no parecen seriamente amenazados a corto plazo, comprobaremos que se trata, con alta probabilidad, de una réplica del modelo descrito, que poco a poco ha ido mutando para adaptarse a los cambios de este convulso mundo.

​José Antonio Mondragón

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *