CMC: Cuadernos de Mediación Cultural (III)

En torno a la iniciación de nuestro nuevo curso de experto en Educación y Mediación Cultural, iniciamos esta serie de 4 documentos técnicos a los que hemos llamado CMC: Cuadernos de Mediación Cultural. Esperamos que los disfrutéis.

Las fases que implicará esta experiencia serán:

Acogida
Como su propio nombre indica, el inicio de la experiencia debe ser la recepción del visitante, prestando especial atención a su necesidad de familiarizarse con el espacio y los que allí se encuentran. Debe contribuir a que el ciudadano se encuentre confortable, relajado y pueda tomar conciencia de que algo está a punto de comenzar

Inicio
El paso por un centro de arte debe ser algo que despierte el interés de quien entra; pero debe tener un carácter progresivo y gradual a medida que se progresa en la investigación de lo que ofrece el espacio.
Este es el momento de la evaluación por ambas partes: tanto el equipo de mediadores como los visitantes deberán determinar qué es lo que se busca; cuál es la demanda, la necesidad del cliente.
Aquí se abren diversas posibilidades que tienen por objeto prestar el mejor servicio; entendiendo éste, no como la demostración más eficaz de las obras dispuestas en las distintas salas, sino contribuir a la experiencia deseada por el que llega. Y que ese concepto forme parte de la propia experiencia. Que tenga la capacidad de sorprender al que llega.
En virtud de cómo se concrete la demanda, el mediador cultural podrá asesorar al ciudadano sobre los elementos que contribuirán a convertir su visita en una experiencia. Para ello contará con la posibilidad de utilizar audioguías –con itinerarios personalizados en virtud de los intereses del recién llegado; materiales escritos –folletos o mapas-, materiales pedagógicos impresos o a disposición del público en un terminal informático, la integración en un grupo guiado por un mediador, en soledad, o contando con la propuesta del profesional experto consejero únicamente al inicio del recorrido.

La Experiencia
Aquello a lo que llamamos La Experiencia ha de implicar el contacto con el hecho artístico con la atención fijada no sólo en la pieza o la colección, sino en el propio público que interactúa con ella. El individual y el colectivo.
Estimulados por el mediador, o por cualquiera de los elementos complementarios que se han descrito –y recomendado o elegido- en el apartado anterior, encontraremos un ciudadano deseoso de recibir lo que su percepción le evoca, convirtiéndose en un filtro modulador de lo objetivo.
Además se facilitará que el receptor permanezca atento a sus propias reacciones, que las permita crecer, salir, que las perciba con la intensidad suficiente.
La familiarización con esta metodología experiencial permitirá al individuo a implicarse de una forma más activa y sensitiva a medida que el recorrido progresa.

Valoración
Tras la experiencia resulta fundamental la valoración de la misma por parte del que la ha vivido. Para ello se facilitarán distintos soportes –desde el impreso para cubrir una serie de dimensiones subjetivas en función de su aprovechamiento, hasta el panel de hastags que le permita enviar a una cuenta virtual sus opiniones y sensaciones, que además serán compartidas con los otros de manera anónima.

Conclusión
El término conclusión hace referencia a algo que termina en esta ocasión. Tiene más que ver con las ideas principales –conclusiones- que nos llevamos como resultado de la vivencia experiencial. El objetivo será que el cliente salga con algo más –eventualmente algo menos- con lo que entró. Que haya sufrido algún cambio, que haya percibido que una necesidad ha sido cubierta.
En el mejor de los casos, esta sensación debería invitar a una nueva visita. A la curiosidad o el propósito de seguir investigando sobre lo vivido desde otros puntos de vista, con otras compañías o bajo un estado de ánimo diferente.
En definitiva, el objetivo del Centro Pompidou habrá visto cubiertas sus expectativas si han sido capaces de generar el deseo de una siguiente visita por parte del que marcha.

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *