CMC: Cuadernos de Mediación Cultural (I)

En torno a la iniciación de nuestro nuevo curso de expertos en Educación y Mediación Cultural, iniciamos esta serie de 4 documentos técnicos a los que hemos llamado CMC: Cuadernos de Mediación Cultural. Esperamos que sea de vuestro agrado.

De forma tradicional, los guías de los museos, mostraban a los visitantes las diferentes obras o exposiciones utilizando una explicación con una sola dirección: la transmisión de conocimientos desde el que los tiene hasta el que no los posee.

El concepto de Mediación Cultural aplicado a Centros de Arte pretende superar este paradigma. Para ello convierte al visitante en alguien activo; que tiene criterio y que puede aportar su visión del arte o incluso del mundo.

Que se relaciona con el espacio de una forma diferente a como lo hace el visitante; que establece una relación interactiva con el espacio, con las colecciones que en él están y con las diferentes herramientas de acercamiento que los mediadores ponen a disposición de los visitantes.

La relación del mediador educacional con los asistentes al museo debe ser horizontal, entre iguales, puesto que el eje fundamental se centra en la capacidad de interpretación del observador, con independencia de cuál sea su formación o el rol que desempeñe en la institución cultural.

No es aislado el hecho de escuchar a los profesionales de la mediación cultural afirmar que, con frecuencia, aprenden de sus clientes en la misma medida en la que éstos aprenden de ellos.
En este sentido resultan de especial interés los materiales de interpretación que el centro pone a disposición de los visitantes.

José Antonio Mondragón
Director del Curso de Experto en Educación y Mediación Cultural

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *